Los 7 mejores lugares para viajar en invierno

El invierno no sólo trae consigo gélidas temperaturas, sino que puede ser una de las estaciones más románticas y especiales del año. Muchos de los rincones más bonitos del planeta se transforman en invierno convirtiéndose en lugares de postal, donde se pueden disfrutar de unas vacaciones diferentes. Déjate llevar por la magia de los paisajes blancos y disfruta de los destinos más asombrosos, conociendo los 7 mejores lugares para viajar en invierno.

1

Shirakawago (Japón)

Shirakawago (Japón)

Situada en los Alpes japoneses, en el corazón de Japón, se encuentra la pequeña aldea de Shirakawago, también llamada «el pueblo del río blanco». Es un lugar de ensueño, caracterizado por sus casitas de enormes tejados de paja a dos aguas, cuya forma recuerda a la de dos manos en posición de oración. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995, Shirakawago es una auténtica delicia para el viajero. La llegada del invierno transforma la imagen de la aldea convirtiéndola en un paisaje que parece haber salido de un cuento de hadas.

Muchas de las casas típicas de la aldea se han convertido en museos en los que es posible conocer más de cerca el modo de vida que durante años caracterizó a los habitantes y familias del lugar. No hay que dejar pasar la oportunidad de visitar algunos de sus templos o dar un paseo hasta el mirador de Shiroyama, desde donde se obtienen unas fantásticas vistas sobre la aldea y el paisaje circundante.

2

Nueva York (Estados Unidos)

Nueva York (Estados Unidos)

Nueva York, la «ciudad de los rascacielos», adquiere una magia especial con la llegada del invierno. Si bien la ciudad se caracteriza por inviernos muy fríos, lo cierto es que pasear por sus grandes avenidas mientras caen los primeros copos, o visitar Central Park con el paisaje de los árboles nevados y los lagos congelados,es sin duda una de las sensaciones más especiales que podremos disfrutar cuando la temperatura baja.

La ciudad no termina de ofrecer a sus visitantes actividades con las que disfrutar de esta bonita estación. Patinar sobre una enorme pista de hielo en Rockefeller Center (y admirar su gigantesco árbol navideño) o degustar un delicioso chocolate caliente en algunas de sus famosas chocolaterías son sólo algunos de los placeres de los que disfrutar durante el invierno en Nueva York. También puedes aprovechar de ver alguna obra en Broadway durante este período, ya que son más baratas y fáciles de conseguir que en el resto del año.

3

Rovaniemi (Finlandia)

Rovaniemi (Finlandia)

Disfrutar de un agradable paseo en trineo tirado por huskies, visitar el Zoo Ártico y envolverse de la magia de las auroras boreales son sólo algunas de las divertidas actividades que se pueden realizar en la ciudad de Rovaniemi en invierno. Cercana al Círculo Polar Ártico, Rovaniemi es una de las ciudades invernales más bonitas y asombrosas del planeta.

Perderse por la inmensidad de las llanuras nevadas de la Laponia finlandesa es una experiencia que vale la pena y para ello, la ruta de Auttikongas es ideal para los amantes del senderismo, pues se puede ver un riachuelo, así como varias cascadas. También puedes esquiar en la cercana Ounasvaara, disfrutar de un típico sauna de humo finlandés, hacer excursiones en moto de nieve y conocer al mismísimo Santa Claus en su taller.

4

Ottawa (Canadá)

Ottawa (Canadá)

La ciudad canadiense de Ottawa aprovecha la llegada del invierno para relucir su mejor versión. Y es que con la llegada del invierno la ciudad celebra uno de los festivales más importantes en honor a esta estación, el Festival de Winterlude, que se celebra durante dos semanas cada mes de enero, y que se ha convertido en una de las celebraciones invernales más importantes del mundo.

Gran parte de la ciudad se convierte en una enome pista de hielo, la Rideau Canal Skateway, que se extiende a lo largo de casi 8 kilómetros y sobre la cual se trasladan gran parte de los ciudadanos sobre patines. Además, la celebración de Festival Winterlude es la excusa perfecta para pasear entre enormes esculturas de hielo o participar en numerosos conciertos al aire libre, sin olvidar la posibilidad de hacer ski cross-country en los parajes de las afueras de la ciudad. 

 

5

Ushuaia (Argentina)

Ushuaia (Argentina)

Situada en la Isla Grande de Tierra del Fuego, Ushuaia es uno de los destinos preferidos para disfrutar del invierno en Sudamérica. Además de disfrutar de deportes de invierno como el esquí alpino o el snowboard, Ushuaia cuenta con una variada oferta de actividades para disfrutar de su fantástico paisaje invernal, tales como dar un paseo con raquetas por los bosques feguinos o disfrutar de un recorrido en trineo.

Una excursión a las Montañas del Fin del Mundo para respirar el aire puro de la naturaleza es otra de las actividades imprescindibles que además nos permitirá admirar desde arriba el asombroso paisaje de una de las regiones más bonitas del país.

6

Innsbruck (Austria)

Innsbruck (Austria)

Los amantes de los deportes de invierno encontrarán en Innsbruck el lugar perfecto. Y es que esta pequeña ciudad, capital del Tirol austríaco, alberga un total de 9 estaciones de esquí y además cuenta con multitud de actividades como paseos en trineos o excursiones con raquetas de nieve.

Innsbruck además, es una de las ciudades más acogedoras y bonitas de Austria. Cuenta con el único casco de origen medieval de todo el país, además de un conjunto monumental histórico que la convierten en una ciudad llena de encanto. 

7

Bergen (Noruega)

Bergen (Noruega)

Bergen es una de las ciudades más lindas de Escandinavia, ya que está situada en un paisaje de fiordos y otras bellezas naturales. Al estar situada sobre la costa, el invierno se siente menos extremo que en otras partes de Noruega, y si te gustan las actividades al aire libre, en esta estación podrás disfrutar del ski en la estación Eikedalen Skisenter (a 45 minutos) o la bajada del monte Fløien en trineo. Tampoco debes perderte el Festival Lysfesten, que se celebra junto al lago Lille Lungårdsvan cada 30 de noviembre, e incluye el encendido del árbol de navidad y un desfile de luces. Otras actividades que recomendamos son subir en teleférico al monte Ulriken para tener unas fabulosas vistas así como relajarse un alguno de sus centros de spa.



La llegada del invierno transforma algunas de las ciudades más bonitas del mundo en lugares llenos de magia. La sutil caída de la nieve, la llegada del frío y el silencio que parece inundar las calles, crean la atmósfera perfecta e idílica para dejarse llevar por el ambiente sencillo y acogedor de una de las estaciones más especiales del año. 

Sabías qué...

La ciudad de Innsbruck ha organizado en tres ocasiones unos Juegos Olímpicos. En 1964 y 1976 fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno y durante el año 2012 fue sede oficial de los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud.