Itinerario para recorrer Milán en 48 horas

Milán es una de las ciudades más bellas de Italia y de toda Europa. Muchas son las personas que llegan a conocerla cada día, y no es de extrañar, dada la enorme cantidad de rincones espectaculares que se esconden la ciudad lombarda.

Aunque es muy conocida a nivel internacional por el fútbol, dado que de allí son dos de los equipos más importantes del mundo (el AC Milán y el Inter de Milán), y la moda, no es lo único que hace de esta metrópoli una ciudad única. Además de sus monumentos, descubrirás un lugar limpio, ordenado, y con un legado importante en el arte, que convierten a Milán en un centro europeo de vital importancia.

En Tootay te comentaremos cómo recorrerla en una escapada de 48 horas.

1

Milán en 48 horas: Día 1

Milán en 48 horas: Día 1

Comenzamos con nuestra ruta para conocer Milán en sólo 48 horas. Dado que hay un gran número de vuelos de bajo coste que llegan a la ciudad, las escapadas breves pero intensas son una constante entre los visitantes.

Comienza la mañana

Lo primero que haremos en la mañana del primer día en Milán será acercar nuestros pasos a la bella Plaza del Duomo. Una vez allí, si deseas hacer compras, tendrás a mano la famosa Galería Vittorio Emmanuele II y otros centros como la Vía Dante, con tiendas de alto nivel.

Seguiremos aprovechando la luz matinal en la plaza para hacer una visita a la Catedral de Milán, que llama la atención por su enorme tamaño y por su inigualable fachada gótica de color blanco, habiendo sido finalizada en el siglo XVI. Merecen la pena sus vistas desde la terraza o el tesoro y el baptisterio, además de numerosas pinturas, sarcófagos y estatuas en su interior.

Seguimos el paseo dirigiéndonos a la Plaza de la Scala, siempre muy animada. Aquí podrás visitar el Teatro alla Scala, un centro mundial de la ópera y uno de los más famosos, sino el más, del mundo. Tomando la Via Santa Margherita, volverás a la Plaza del Duomo, donde a un costado verás la Via Mercanti, la cual debes tomar para llegar luego a la Plaza Mercanti. En ella podrás admirar el Palazzo della Ragione, antes de seguir caminando por la misma vía hasta llegar a la Via Dante, la cual posse diversos comercios de todo tipo. 

Llega la tarde

Llega la tarde y, tras una rica comida milanesa que podrás disfrutar en zonas como las citadas Vía Dante o la Vía Mercanti, llega el turno del Castillo Sforzesco, cuyos museos son realmente bonitos. En particular, no debes dejar de visitar el Museo de arte antiguo (que contiene entre otras obras la última estatua hecha por Miguel Ángel) y el Museo Arqueológico de Milán, con colecciones egipcias y de la prehistoria. Así mismo, es recomendada una visita a su pinacoteca, con pinturas de Tintoretto, Canaletto y Tiepolo, entre otros.

Junto al Castillo Sforzesco también merece la pena hacer una breve parada en el Parque Sempione.

Si todavía te quedan fuerzas, puedes aprovechar la tarde para pasear por los centros más modernos de Milán, como la Vía della Spiga, la Vía Cusani, el Corso Vittorio Emmanuele II, la Vía Montenapoleone (con el comercio más prestigioso de la ciudad) o la Plaza de San Babila

2

Milan en 48 horas: Día 2

Milan en 48 horas: Día 2

Comenzamos nuestro segundo día en Milán y no hay tiempo que perder, puesto que la agenda es apretada y queda mucho por visitar.

Milán por la mañana

Aunque no seas un fan de las tumbas, el Cementerio Monumental de Milán es una visita obligada. Puede parecer algo morboso, pero la arquitectura del lugar y las obras de arte que en él se encuentran merecen mucho la pena. Es probable que sea el más bonito que existe en el mundo.

Si has reservado con antelación, podrás acercarte a la Iglesia de Santa Maria delle Grazie para poder disfrutar de “La Última Cena” de Leonardo Da Vinci, una de las obras cumbre de la historia del arte mundial. La iglesia en sí no reviste mucho por contar.

Ahora llega el momento de que te acerques a la Basílica de San Ambrosio, un iglesia muy bonita de estilo románico que lleva en pie la friolera de 1,600 años.

Visitas de la tarde

Llega la tarde y es hora de realizar las últimas visitas del segundo día. En este sentido, os recomendamos algunos centros culturales como las de la Pinacoteca Ambrosiana, que guarda excelentes pinturas históricas, el Museo Arqueológico o la Iglesia de San Maurizio.

Una vez que hayamos cultivado un poco nuestra cultura, podremos acabar el día paseando por la Piazza XXIV Maggio o recorriendo el canal Naviglio Grande para dar una despedida por todo lo alto a la bella ciudad de Milán.



Como puedes comprobar, Milán esconde rincones y lugares verdaderamente bellos que se pueden ver en 2 días si aprovechas el tiempo. No obstante, si dispones de más días libres o puedes volver a la ciudad, verás que siempre se descubren más bellezas y lugares atractivos de esta espectacular metrópoli.

Sabías qué...

Una costumbre muy arraigada entre los visitantes es el curioso ritual que hay que hacer para volver a viajar a Milán. Para ello, debes entrar en la Galería Vittorio Emmanuele II y dar una vuelta de 360º con el talón derecho mientras cierras los ojos sobre el mosaico de toro que se encuentra en el suelo.