Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/vjsyjhoo/onviajes.com/wp-content/plugins/custom-permalinks/frontend/class-custom-permalinks-frontend.php on line 498

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/vjsyjhoo/onviajes.com/wp-content/plugins/custom-permalinks/frontend/class-custom-permalinks-frontend.php on line 500
La Ruta de los Vinos de Alsacia - ON Viajes

La Ruta de los Vinos de Alsacia

Alsacia es una región de Francia que podría hacernos recordar a Alemania, ya que limita con ese país. Las casas con tejado a dos aguas o el choucroute son solo algunos de los detalles que nos recuerdan que esta región fue parte del imperio germánico hasta comienzos del siglo pasado.

No podemos dejar de mencionar la importancia de los viñedos en esta región, los cuales se pueden ir descubriendo por encantadoras rutas, en las cuales se podrá aprovechar de conocer pueblos que parecen sacados de un cuento.

¿Cómo es la región?

La ruta del vino de Alsacia se extiende por alrededor de 160 kms de norte a sur, entre los valles del río Rhin (al este) y las colinas de los Vosgos (al oeste). Comienza en Marlenheim, muy cerca de la encantadora Estrasburgo y termina en Thann. La barrera natural de los Vosgos, que permite disponer un microclima seco, sumado a un suelo de características únicas, permite tener vinos de características especiales en Francia.

¿Cómo es el vino que se produce?

Los vinos de Alsacia tienen una gran influencia alemana, por supuesto, pero al fin y al cabo son franceses. Si el vino alemán busca balancear lo dulce con lo ácido en la uva, el vino alsaciano se destaca por una mayor fermentación del azúcar. En su mayoría son vinos blancos, con aromas florales, especiados y aromáticos.

Las uvas producidas en Alsacia son, con la excepción del Pinot Noir y el Pinot Gris, únicas en Francia, produciendo un vino con un sabor único. Algunas de las variedades más conocidas son el Riesling (considerada la uva blanca más noble), el Pinot Blanc, Muscat, Sylvaner y el Gewurzurtaminer.

La Ruta

Comenzaremos nuestra ruta en Marlenheim, a sólo 20 km de Estrasburgo, la cual es llamada como la “puerta de la ruta del vino de Alsacia”. En la ciudad, conviene visitar sus caserones renacentistas, el Hotel de Ville y su castillo del siglo XVIII, pudiendo también realizar paseos a caballo por los alrededores de los viñedos de la zona.

Pasamos luego a Wangen, un pueblo con varias tradiciones e historia, puesto que ya se lo menciona en documentos del siglo IX. De hecho, una vez al año (a comienzos de julio) celebra el Festival de la Fuente, donde el vino corre por la fuente del pueblo. En este trecho de la ruta, hay varios pueblos que valen la pena una parada, como Ergersheim y Avolsheim. En muchos de ellos es posible degustar los vinos (especialmente el Sylvaner) que se producen en los alrededores, en los famosos winestuben, las tabernas de vino.

Nuestra siguiente parada es Molsheim, una pequeña ciudad que está rodeada de viñedos que producen Riesling. Su principal atracción es Le Metzig, un bello edificio de arquitectura renacentista alsaciana del siglo XVI, pero también no se debe dejar de visitar la Iglesia de los Jesuitas, de estilo gótico.

Pasamos luego a Obernai, una parada imperdible en la Ruta de los Vinos, en donde es posible disfrutar de la ciudad vieja, la cual es rodeada de antiguas murallas y con bella arquitectura alsaciana. No debes perderte una visita a la Plaza del Mercado, la torre de la Chapelle y la iglesia Saint-Pierre-et-Saint-Paul. Cerca de Obernai, es posible hacer una visita a la ladera de Schenkenberg, donde será posible seguir la producción de la vid en esa zona, con bellas vistas a los valles alsacianos.

Seguimos en nuestra ruta, donde nuestra siguiente parada importante es Barr, pasando antes por algunos pintorescos pueblos como Bernardswiller y Heiligestein. Barr se considera la capital vitivinícola del Bajo-Rhin, pero siendo mucho menos visitado por turistas que Obernai. No tiene edificios históricos de gran importancia como otras localidades, pero vale la pena pasear por sus calles adoquinadas y ver la arquitectura tradicional alsaciana en sus casas, así como ver el comercio por la Grand Rue.

Siguiendo con nuestra travesía, pasaremos por lindos pueblos como Scherwiller, Kintzheim y Rorschwihr, antes de llegar a Ribeauvillé, ciudad que aún conserva parte de sus antiguas murallas. También posee lindas casas con arquitectura típica de la zona, así como la posibilidad de poder visitar el cercano Monasterio de Notre-Dame de Dusenbach y la iglesia gótica de Saint-Gregoire. Tampoco debes perderte la visita a alguno de los 3 castillos en la zona: Hohrappoltstein, Ulrichsburg y Girsberg.

Nuestra próxima parada será Riquewihr, un lindo y pintoresco pueblo, que también es llamado la “perla” de los viñedos. Tiene una bella arquitectura en sus casas que recuerda a la que se ve en Alemania, la cual ha permanecido intocable por casi 400 años. Nos adentramos en la ruta, pasando ahora por pueblos como Katzhental y Eguisheim, antes de llegar a la bella Colmar.

Colmar es una ciudad que parece sacada de un cuento medieval, en donde podrás caminar por su ciudad vieja admirando sus bellas casas y monumentos con la típica arquitectura del gótico alemán. Parece ser la imagen postal por excelencia que resume lo que es Alsacia y su arquitectura, y de hecho, sus canales le han hecho ganarse el apodo de la «Venecia de Alsacia”. Algunos imperdibles son visitar la Casa Pfister, la Casa de las cabezas y el Museo de Unterlinden. Date una tarde para pasear tranquilamente por sus canales, y no te olvides de pasar por una de sus tabernas y degustar los vinos de la zona.

Finalmente en ruta a nuestra última parada de la ruta (Thann) podremos ver algunos pueblos de gran belleza, como Eguisheim, Rouffach, Guebwiller y Weinheim, entre otros. Thann es una ciudad de 8,000 habitantes, que se encuentra a los pies de los Altos Vosgos. Dedica tiempo a conocer la iglesia llamada Colegiata de Saint-Thiébaut, una bella manifestación del arte gótico en la región, con un bello portal del siglo XIV y en donde podrás admirar el campanario considerado como el más bello de Alsacia. No te pierdas tampoco una visita a las ruinas castillo de Engelburg (siglo XIII), el cual sirvió como hogar de distintas dinastías de la zona desde el siglo XIII. Si quieres conocer los vinos de la zona, te recomendamos ir a la cercana viña de Rangen.



La Ruta de los Vinos de Alsacia es un camino soñado, en donde podrás ver pueblos de incomparable belleza mientras disfrutas de degustaciones de vinos locales. Antes de emprender esta aventura, consulta este artículo con las cosas más importantes que debes saber al conducir en Francia. 

Sabías qué...

Alsacia es la menor de las regiones de Francia continental.