Escapadas de fin de semana en Cataluña

Hoy te vamos a proponer una serie de escapadas de fin de semana en Cataluña. Tanto si disfrutas de la playa y las bellas costas como si eres fan de su típica gastronomía, el turismo cultural o el romanticismo, estos rincones son especiales para gozar de unos días de tranquilidad, relajación y amor.

Lugares de playa o pueblos medievales cercanos a la montaña…Cataluña ofrece variedad, historia y un contraste de paisajes único. Si quieres pasar un fin de semana diferente, Cataluña es una excelente opción para ir en pareja, en familia o con amigos.

1

Banyoles

Banyoles

Comenzaremos nuestra ruta turística por Cataluña parando en la bella localidad de Banyoles (también llamada Bañolas), la cual se encuentra a poco más de 20 kilómetros de Girona, y que es reconocida como una de las mejores ciudades para vivir en España. Dentro de la ciudad, destaca su parte histórica, con la Plaza Mayor y el Monasterio de Sant Esteve como algunos de sus destcados. Además, es interesante poder visitiar su Museo Darder de Historia Natural. En cuanto a la naturaleza, su gran atractivo es un precioso lago que se cuenta como uno de los más grandes y hermosos de Cataluña. Aquí se pueden practicar diversos deportes y actividades como: natación, ciclismo, triatlón o remo.

2

Palafrugell

Palafrugell

Visitamos a continuación otro maravilloso pueblo catalán, Palafrugell. No salimos de Girona, puesto que Palafrugell es otro pueblo de esta provincia, en este caso ubicado en la comarca del Baix Empordà. Si te gustan las calas románticas y bonitas, aquí tendrás algunas de las más bellas de la Costa Brava. Palafrugell también es conocido por su extensa y atractiva gastronomía, en la parte dentral, aldededor de la antigua muralla y cerca de la iglesia se podrá recorrer el comercio local, con numerosas tiendas, bares y restaurantes para pasar la tarde.

3

Besalú

Besalú

Nos vamos ahora atrás en la historia de Cataluña para visitar Besalú, un pueblo que parece varado en el tiempo. Besalú se sitúa como cruce de caminos entre las comarcas del Pla de l’Estany, Alt Empordá y Garrotxa y su imagen de pueblo medieval, con fachadas y calles empedradas, es maravillosa. Su arquitectura románica es realmente bella, y es uno de los conjuntos medievales más destacados de Cataluña, documentándose su castillo desde el siglo X.

4

Empuriabrava

Empuriabrava

Viajamos en esta ocasión a uno de los pueblos costeros más famosos de toda Cataluña, Empuriabrava, conocida como la «Venecia española». Empuriabrava, cuya historia inicial se remonta al siglo XI, se localiza en la desembocadura del río Mura, en plena comarca del Alt Empurdá. Es una de las marinas más grandes que existen en el mundo (hay alrededor de 25 km de canales navegables), con gran número de canales navegables. No se puede dejar de visitar la Iglesia de Santa María (también llamada Catedral Castelló d’Empueries), con una arquitectura barroca y gótica sel siglo XIII. Así mismo, hay que visitar su puente del siglo XIV con sus 6 arcos, y se puede también ver algunos remanantes de la antigua muralla que la rodeaba.

5

Cadaqués

Cadaqués

Vamos ahora hasta otro de los pueblos más bellos de la Costa Brava, Cadaqués, el más oriental de la península ibérica. Cadaqués es mundialmente famoso por ser la patria chica del afamado pintor Salvador Dalí y también por haber sido anfitriona de Marcel Duchamp y de otros artistas ilustres. El casco histórico de Cadaqués conserva su encanto de tiempos pretéritos y sus playas y bahía confieren al conjunto una imagen de postal realmente bonita. Se puede visitar la casa-museo de Salvador Dalí, y recorrer por su casco antiguo, donde destaca la iglesia de Santa María. Si quieres agregar a esto un evento cultural, averigua las fechas del Festival Internacional de Música de Cadaqués.

6

Barruera

Barruera

Viajamos ahora hasta Lleida para parar nuestros pasos en Barruera. Barruera se ubica en pleno Valle de Arán, un lugar verde y frondoso y en su casco puedes visitar la iglesia de Sant Feliu, del siglo XI y con arquitectura románica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

7

Miravet

Miravet

Nos vamos ahora siguiendo los pasos del románico hasta Miravet. Miravet se sitúa a poco más de 60 kilómetros de Tarragona, a orillas del Ebro. El Castillo de Miravet, con muros de hasta 25 metros de altura, está declarado como Monumento de Interés Nacional, y es de origen andalusí. Es un pueblo románico muy típico de este tipo de arquitectura en Cataluña. No te pierdas un paseo de barca por le río Ebro, el único por este río que no hace uso de motor, sino sólo usando la corriente fluvial.

8

Rupit

Rupit

Otro lugar excelente para una escapada de fin de semana en Cataluña es Rupit. Rupit es un pequeño pueblo catalán ubicado en la comarca de Osona. Su conjunto arquitectónico está muy bien conservado, logrando un entorno único de tiempos pasados, destacando la belleza de su casco histórico. En él, podrás admirar algunas casas de piedra y visitar varias iglesias, entre las que destaca la iglesia de Sant Andreu, del siglo XII y con una arquitectura románica, y la iglesia de Sant Llorenç Desmunts, de la misma época. Tampoco debes dejar de cruzar algunos de sus muchos puentes. 



Como puedes comprobar, Cataluña esconde rincones ideales para escapar un fin de semana o semanas enteras si te lo puedes permitir. Su mezcla de mar, montaña e historia la convierten en una tierra muy rica y de bellos contrastes.

Sabías qué...

Aunque Venecia o Ámsterdam son ciudades muy conocidas en el mundo por sus canales navegables, en realidad Empuriabrava es la que tiene la mayor marina residencial de Europa, con casi 25 km. de extensión.