Qué ver en Barcelona

No hay duda de que los lugares al aire libre son los favoritos de los niños, ya que les permiten correr y disfrutar del sol. En ese sentido Barcelona tiene mucho que ofrecer ya que es una ciudad llena de espacios verdes pensada por y para despertar la creatividad y la imaginación de los niños.

Pero aún hay más, y es que en la Ciudad Condal hay sitio para muchos más lugares mágicos como museos, librerías, teatros y pequeños rincones que sorprenderán tanto a grandes como a pequeños. A continuación te presentamos 7 atractivas propuestas para hacer que los niños se enamoren de la fabulosa ciudad de Barcelona.

1

Park Güell

Park Güell

Hablar de Barcelona para niños, es hablar indiscutiblemente de uno de sus rincones más emblemáticos y de un imprescindible para grandes y pequeños… se trata del colorido y fantástico Park Güell la joya del gran arquitecto Antonio Gaudí.

El Park Güell se sitúa en lo alto de la montaña del Carmelo y desde allí se obtienen algunas de las vistas más fabulosas sobre la ciudad. Para llegar allí existen varias opciones: La más cómoda es coger el metro (línea verde – L3, paradas: Vallcarca o Lesseps) o el tren urbano (líneas H6, 32 y 24, con parada en Travessera de Dalt).

A lo largo de 17 hectáreas los niños podrán saltar, correr y descubrir a sus anchas ya que el parque está lleno de rincones fabulosos, caminos que parecen llevar a lugares mágicos, y figuras realizadas con pequeños trocitos de colores en forma de mosaico que le otorgan al parque un aspecto tan colorido y original, encabezadas todas ellas por su famoso dragón.

Dentro del parque es posible realizar multitud de deportes como por ejemplo baloncesto o patinaje. Además todo está amenizado con la presencia de músicos, mimos y tiendas de souvenirs.

Antes del año 2013 la visita al parque era gratuita, pero desde entonces es necesario adquirir un ticket por un precio de 7 euros para adultos, 4,90 para niños de 7 a 12 años y gratuita para los más pequeños (estos precios son para compras online), aunque sin duda lo que encontraremos en su interior lo merece.

No dejes de visitar su página oficial para conocer todo acerca de este parque tan genial: http://www.parkguell.cat/es

2

Montjuïc

Montjuïc

Podríamos decir de la montaña de Montjuïc que es como una enorme montaña mágica en la que puede pasar de todo… Una de las cosas más probables es que una vez que los niños la conozcan no querrán marcharse de allí.

Situada a 173 metros sobre el nivel del mar, alberga todo tipo de lugares para pasar un fabuloso día en familia: museos, miradores, parques… y todo lo necesario para que los niños aprendan y se diviertan.

Montjuïc alberga una docena de jardines, entre ellos un jardín botánico, media docena de miradores para disfrutar de increíbles atardeceres sobre la ciudad de Barcelona, el famoso Palau Sant Jordi, la Fuente Mágica de Montjuïc y una de las visitas estrella, el Castillo de Montjuïc, que permite a los niños sentirse como auténticos caballeros medievales. Podrán subirse a los cañones, meterse dentro de las garitas de los soldados o subir hasta las murallas. El precio de la entrada al interior del castillo es de 5 euros.

Tenemos varias opciones para subir a la montaña:

  • Podemos ir en metro desde: la parada España (líneas 1 y 3), en la parada Paral-lel (líneas 2 y 3) y en la parada Poble Sec (línea 3).
  • Autobús: 13,21,23,55,64,91,125,150,H12,D20, autobús turístico.
  • Teleférico: quizá este sea el modo más divertido y el preferido por los más pequeños ya que nos permite subir a la montaña disfrutando de las fabulosas vistas sobre la ciudad. Tiene tres estaciones: Parc de Montjuïc (con correspondencia con el Funicular de Montjuic), Mirador o Miramar y Castell de Montjuïc.
3

Museo de la Xocolata

Museo de la Xocolata

Pocos niños se resisten al sabor del chocolate, y seguramente pocos adultos también, por lo que no podéis dejar de visitar el Museo de la Xocolata, un lugar en el que podrán hacer un recorrido a lo largo de la historia de este delicioso manjar, las propiedades que los caracterizan, todos los tipos que hay, así como las fabulosas figuras de ensueño que pueden hacerse recubiertas en su totalidad por chocolate. 

Y tras las visita nada mejor que poner en práctica todo lo aprendido que visitando su cafetería donde podremos degustar una infinidad de variedades de chocolate a cual más original y deliciosa. Algunos fines de semana, el museo organiza talleres infantiles para los más pequeños quienes podrán participar modelando figuras de chocolate y degustando una deliciosa merienda.

El museo se encuentra en Plaza Pons i Cirech y el precio de la entrada para adultos y niños a partir de 7 años es de 5 euros. Los más pequeños tienen entrada gratuita.

4

Aquarium

Aquarium

Otra de las visitas imprescindibles en Barcelona y que hará las delicias de los más pequeños es el Aquarium. Considerado como uno de los mejores y más importantes del mundo, en el que encontraremos nada más y nada menos que un total de 11.000 ejemplares de más de 450 especies diferentes de animales submarinos.

Uno de los lugares más espectaculares del Aquarium, es el Oceanario: un inmenso túnel acristalado de 80 metros nos hará sentirnos como si estuviéramos realmente bajo las aguas del océano nadando entre rayas, morenas e incluso tiburones, peces de multitud de colores y plantas de singular apariencia.

Por otro lado encontraremos los Acuarios Mediterráneos con diferentes especies mediterráneas, los Acuarios Tropicales con representación de especies de todas las partes y océanos del mundo así como numerosos espacios interactivos para que los niños aprendan mucho más sobre estos maravillosos ecosistemas marinos.

Una de las actividades más divertidas que pueden disfrutar los niños de entre 8 y 12 años es la de pasar una noche en el Aquarium para comprobar como es la vida nocturna de las especies marinas: harán talleres, realizarán multitud de juegos y se adentrarán en las curiosidades más insólitas de tiburones y especies increíbles.

El precio de las entradas al Aquarium es el siguiente:

  • Adultos: 20€. Mayores de 65 años: 18€
  • Niños de 5 a 10 años: 15€.
  • Niños de 3 a 4 años: 7€.
  • Niños menores de 3 años: gratis

Está situado en Moll d’Espanya del Port Vell, s/n.

5

Zoo y Parc de la Ciutadella

Zoo y Parc de la Ciutadella

Considerado como uno de los mejores zoológicos del mundo, adquirió fama internacional por ser el lugar en el que vivió “Copito de Nieve”, el gorila albino que falleció hace pocos años y que atrajo la curiosidad y el asombro de turistas y niños de todo el mundo.

Situado en el Parque de la Ciudadela, el zoológico alberga alrededor de 7.000 ejemplares diferentes de 400 especies, una cantidad que no deja de crecer. Los niños podrán entre otras cosas:

  • Visitar una granja con toda clase de animales: ponis, ovejas, cerdos, caballos o vacas entre otros.
  • Ir a ver a los primates.
  • Descubrir a las especies de aves más exóticas como cacatúas, papagayos o guacamayos en el Palmeral.
  • Acercarse al terrario para ver las serpientes gigantes y las ranas de colores.
  • Disfrutar del espectáculo de piruetas de los simpáticos delfines en Aquarama.

Y todo ello en un entorno privilegiado en el que abunda una espesa vegetación formada por más de 1100 árboles de 96 especies.

El precio para adultos es de 19 euros, y para niños de entre 3 y 12 años de 11,40 euros.

6

Museu Blau

Museu Blau

El Museu Blau o Museu de Ciènces Naturals es el lugar perfecto para que los niños pasen un buen rato desentrañando de forma lúdica y divertida los misterios de la ciencia. Situado en el Parque del Fórum, ocupa un total de 9.000 metros cuadrados distribuidos en dos plantas.

El museo cuenta con una exposición de referencia “Planeta Vida”, un lugar en el que los más pequeños podrán descubrir el asombroso mundo de los fósiles, los microbios, las rocas y los minerales, así como el comportamiento de los animales, el mar Mediterráneo y otras cuestiones apasionantes como la formación de los continentes o la creación del Universo.

Más allá de esta existen otras áreas con exposiciones temporales y multitud de actividades como por ejemplo las que se llevan a cabo en el Nido de Ciencia, un lugar pensado para niños de 0 a 6 años en el que aprenderán numerosos secretos científicos a travñes de increíbles experimentos y juegos.

Los precios de la entrada al museo son:

  • Entrada general: 6 euros
  • Para visitar la exposición temporal: 5 euros.
  • En el caso de querer ver la exposición temporal y permanente el precio es de 9 euros. Gratuita para menores de 16 años.
  • Reducida para jóvenes de entre 16 y 29 años: 2,70 euros.
7

Parque de atracciones del Tibidabo

Parque de atracciones del Tibidabo

Una visita a Barcelona con niños no puede estar completa sin hacer una visita al espectacular parque de atracciones del Tibidabo. Situado en la sierra de Collserola, es uno de los picos más altos de la ciudad desde donde se obtienen unas vistas increíbles de la ciudad.

Su famoso parque de atracciones cuenta con más de un siglo de historia, es el parque de atracciones más antiguo de España y uno de los más antiguos de Europa.

Cuenta con una superficie de nada más y nada menos que 70.000 metros cuadrados en los que se reparten todo tipo de zonas recreativas repartidas en 6 niveles de altura, la más alta de todas, situada a 500 metros de altura, formada por un fabuloso jardín con vistas de la ciudad y del parque.

Dentro del parque hay cabida para todo tipo de atracciones y actividades:

  • Un Manoretarium con títeres para los más pequeños.
  • Un pasaje del terror: Hotel Krüeger.
  • La montaña rusa Tibidabo Express.
  • La Mina d´Or: un río de agua en el que los pasajeros surcan las aguas montados en troncos de madera.

Entre otras muchas sorpresas.

Existen diversas formas de subir hasta el parque de atracciones del Tibidabo. Podemos coger un funicular desde la Plaza del Doctor Andreu o subir en autobús: línea T2A desde Plaza Cataluña o Rambla Cataluña y la línea T2B junto al parking Sant Genís.

El precio de las entradas es el siguiente:

  • Entrada general: 28,50 euros.
  • Entrada para una altura menor de 120 cm: 10,30 euros.
  • Entrada para una altura menor de 90 cm: Gratuita.


Barcelona es un lugar en el que no hay cabida para el aburrimiento. Puedes encontrar librerías especializadas en niños en las que podrán pasar una genial tarde adentrándose en el mundo de la literatura infantil, así como cafeterías que ofrecen talleres para los más pequeños, y en definitiva multitud de actividades en diferentes centros que hacen de esta ciudad, una de las más culturales e interesantes del mundo.

Sabías qué...

Los bancos que encontrarás en el Park Güell son ergonómicos, es decir, se adaptan perfectamente al cuerpo humano garantizando una absoluta comodidad. Se dice que Gaudí pidió a un obrero que se sentara en el que él mismo estaba diseñando para llevar a cabo la construcción.