10 consejos para viajar cómodo en largos viajes de avión

Hacer recorridos de muchas horas de duración requiere paciencia y relajación, por eso te proponemos hoy 10 consejos para viajar cómodo en largos viajes de avión. Hace unos años realizar viajes en avión de muchas horas, era algo sorprendente, sin embargo hoy en día es algo muy común y que la gente a menudo realiza para ir de vacaciones, o visitar familiares en países lejanos.

Recuerda que más allá de los océanos hay todo un mundo por explorar. Costumbres, lugares y gentes que tienen mucho que ofrecerte. Abre tu mente, calma tu espíritu y prepárate para un largo viaje que te aportará aventuras y conocimientos que merecen la pena y no olvidarás jamás. Que las grandes distancias no te paralicen, sigue estos consejos para largos viajes en avión y tu viaje será de lo más ameno.

1

Ve al aseo sin colas

Ve al aseo sin colas

Un factor muy importante a tener en cuenta en un viaje largo de avión es el aseo. Como es obvio, la mayor parte de la gente tendrá que ir varias veces. Sin embargo, cuando queda poco tiempo para despegar o aterrizar, es un momento perfecto para que a todo el mundo le entren ganas de asearse. Así pues, es inteligente ir bien evacuado antes de embarcar y volver a hacerlo una hora antes de pisar tierra, para evitar atascos innecesarios. Otro buen momento es durante la noche, cuando todos duermen.

2

Prepara tu entretenimiento electrónico

Prepara tu entretenimiento electrónico

Hoy día, todos los aviones permiten usar objetos electrónicos. Así pues, prepara en tu equipaje de mano unos buenos auriculares, tu smartphone a tope de batería, tu ordenador o tablet bien cargado de películas y series y cualquier cosa que te entretenga para que el vuelo sea más llevadero. 

3

Echa una cabezada

Echa una cabezada

Te podemos asegurar que un vuelo de más de cuatro o cinco horas se hace excesivamente largo. Así pues, es inteligente dormir un rato. Si eres de los que tiene problemas con el ruido, la luz o los asientos, prepara un antifaz, una almohadilla cervical, unos buenos tapones para el oído… es decir, todo aquello que te permita conciliar el sueño sin problemas. Si harás un viaje realmente largo, de más de 8 horas, es buena idea tomar infusiones que propician el sueño, y además te relajan, como la valeriana, tilo o manzanilla. 

4

Evita las comidas pesadas

Evita las comidas pesadas

Durante el vuelo, la mayor parte de compañías sirven comidas que no suelen tener muy buenas críticas entre los pasajeros. No obstante, como lo normal es que haya donde elegir, te recomendamos evitar las más copiosas y pesadas, como son carnes con exceso de salsas, pastas recalentadas, etc. Ten por seguro que muchas horas de avión con dolor de estómago es una combinación insoportable. Si puedes llévate algún snack o frutas en tu bolso de mano.

5

Elige bien el asiento

Elige bien el asiento

Otro hecho importante para que un vuelo largo no se haga pesado es la elección del asiento. Muchos pasajeros deciden sentarse frente a la escotilla de emergencia para ir más seguros y salir antes en caso de accidente, además de para poder estirar más las piernas y estar más cómodos. Otros eligen cerca de los baños o en la parte de atrás porque algunos aviones tienen más espacio. Te recomendamos leer este artículo de cómo elegir el mejor asiento de avión y podrás estar al tanto de todos los detalles.

6

Usa ropa cómoda

Usa ropa cómoda

Como es lógico, para un vuelo largo la ropa cómoda es imprescindible. Elije pantalones holgados, tipo chándal o leggings si eres mujer. También opta por calzado cómodo y que se pueda quitar fácilmente. Ten siempre a mano un abrigo por si el aire acondicionado te molesta, aunque seguro te darán una manta. No te preocupes si pierdes algo de glamour, te podemos asegurar que tras varias horas de viaje, tu imagen te va a importar un poquito menos de lo habitual. 

7

Lleva lectura

Lleva lectura

Un buen pasatiempo para el avión son los libros y las revistas. Además de lograr que el tiempo pase más rápido, también te puede ayudar a conciliar el sueño. También puedes optar por pasatiempos como palabras cruzadas, sopas de letras, o simplemente un cuaderno de notas si te gusta escribir o dibujar.

8

Da algún paseo

Da algún paseo

Poca gente es capaz de soportar un vuelo de más de cinco horas sin moverse del asiento. Así pues, es buena idea dar algún paseo eventual por el pasillo, estirar las piernas e incluso hacer los ejercicios que la propia aerolínea aconseja para que el cuerpo aguante bien la presión, sobre todo en personas con riesgo a padecer el síndrome de la clase turista. Mover el cuerpo es muy importante para evitar el jet lag que producen los viajes largos en avión y el cambio de hora entre las ciudades.

9

Bebe agua

Bebe agua

En la cabina de un avión, el aire suele resecar bastante la nariz y las vías respiratorias. Esto deshidrata mucho el organismo, creando un gran malestar y cansancio. Así que no olvides beber mucha agua de forma regular.

10

Charla amena

Charla amena

Además, tanto si vas acompañado como solo, agradecerás después de mucho tiempo de vuelo una charla amena. Habla con tu gente o tus compañeros de fila para entretenerte un rato. ¿Quién sabe? Igual das con un futuro amigo, o al menos pasas un buen rato conociendo gente nueva.



Podrás comprobar que hay gran cantidad de cosas que puedes hacer para que tu largo vuelo de muchas horas se haga un poco menos interminable. Pon en práctica estos consejos y disfruta de tu viaje.

Sabías qué...

El vuelo más largo sin escalas que cubre una aerolínea comercial actualmente, es entre Singapur y Nueva Jersey, Estados Unidos, y tiene una duración de 19 horas.